Pulverizador agrícola: todo lo que usted necesita saber

0
460

 

 

 

La protección del cultivo contra plagas, enfermedades e insectos y la disponibilidad de nutrientes para las plantas están entre las principales prácticas para asegurar la productividad en el campo. Y para garantizar que los productos utilizados alcancen el objetivo deseado, se recomienda el uso de un pulverizador agrícola de calidad.

La pulverización es una vieja conocida de muchos productores, pero no por ello deja de ser un asunto interesante, complejo y, sobre todo, muy relevante. Pensando en eso, preparamos este post.

A continuación, usted conocer las principales funciones del pulverizador agrícola y aprender sobre los tipos y las partes que lo componen, además de entender cómo elegir un buen pulverizador. Usted también va a leer sobre el mantenimiento, los cuidados y los parámetros de este proceso. Por último, va a ver las principales tendencias para el futuro de ese equipo.

¿Y entonces, listo para saber todo sobre el aerosol agrícola? ¡Entonces, acompaña el post con nosotros!

¿Qué hace un aerosol agrícola?

Pulverizar significa distribuir una sustancia líquida en pequeñas partículas. En agricultura, la pulverización generalmente se utiliza para distribuir productos agroquímicos, nutrientes o fertilizantes de una manera general. Se puede hacer por tierra o por vía aérea, siendo la última más común en las propiedades de gran extensión.

De cualquier manera, los pulverizadores se utilizan para garantizar que el producto se distribuye en cantidad correcta y en los lugares deseados.

Además, los productos generalmente se compra concentrados y necesitan ser diluidos en agua. Esta mezcla, llamada de almidón, se distribuye sobre la labranza con la ayuda justamente del pulverizador.

Por lo tanto, un pulverizador agrícola es un equipo que ayuda en el combate a plagas, enfermedades, insectos u otras amenazas. También puede ayudar en la distribución de fertilizantes y, por lo tanto, es una de las principales herramientas de trabajo en el campo.

¿Cuáles son los tipos de pulverizadores?

Hay varias clasificaciones para los pulverizadores. La primera clasificación se refiere al tipo de accionamiento del equipo. Básicamente, puede ser manual, eléctrico o combustible.

Como el nombre sugiere, los aerosoles manuales se controlan manualmente. En cada jet, el operador debe accionar el equipo. Por lo tanto, se indican sólo para áreas pequeñas, lo que puede hacer que no superen las necesidades de gran parte de los productores.

Para la agricultura de pequeño, mediano y grande con el objetivo de comercializar la producción, lo ideal es utilizar las máquinas de pulverizar. En este caso, generalmente, una batería o un motor de combustible se utilizan para accionar el pulverizador.

Otras clasificaciones se refieren a la configuración del equipo y al tipo de máquina usada para moverlo. ¡Conoce algunos de ellos!

costal

Generalmente se compone de un depósito con tirantes que se puede cargar en la espalda, como una mochila. Puede tener accionamiento manual, eléctrico o combustible. De cualquier forma, este modelo necesita ser cargado por un operador, lo que lo hace inviable para su aplicación en grandes extensiones de tierra.

pistola

Las pistolas de pulverización generalmente trabajan con aire comprimido y pueden tener accionamiento manual o eléctrico. Cuando los manuales, se indican sólo para quienes tienen huertas, huertos y jardines pequeños.

De barra

Este pulverizador agrícola consiste de una barra con múltiples puntas de pulverización, generalmente montadas en un tractor. Con eso, es posible cubrir grandes áreas en un intervalo de tiempo pequeño, al contrario de lo que ocurrir en los modelos no tractores.

Por eso, este tipo de máquina es recomendable para agricultores que trabajan con cualquier volumen de producción y que buscan alta eficiencia en la labranza. La barra normalmente se utiliza en cultivos anuales, como la soja, el maíz, el trigo, la patata y la horticultura en general.

atomizadores

En los atomizadores, el producto se pulveriza sobre la plantación por fuerza de una corriente de aire de gran velocidad. Como resultado, el producto puede alcanzar largas distancias. Este tipo de pulverizador es más utilizado en cultivos perennes, por ejemplo, café y naranja.

¿Cuáles son las partes y accesorios de este equipo?

Las partes dependerá del tipo de pulverizador. Como regla general, suelen contener los siguientes componentes:

  • tanque o depósito donde la pasta se almacena;
  • bomba;
  • agitador mecánico o hidráulico;
  • filtros;
  • medir;
  • regulador de presión;
  • mangueras;
  • conjunto de accionamiento;
  • dispositivo de aplicación (por ejemplo, barra o pistola);
  • boquillas de pulverización.

Estas son las partes básicas, pero pueden involucrar otros elementos, dependiendo de la tecnología aplicada. Actualmente, suelen tener también medidores de volumen aplicado, localizador GPS, sistemas de control remoto, entre otras facilidades.

¿Cómo elegir un buen pulverizador agrícola?

La elección del pulverizador dependerá básicamente del tipo de cultivo y del tamaño de la plantación. Existen pulverizadores con capacidades diversas y, por eso, es bueno evaluar ese aspecto. ¡Compruebe un paso a paso para acertar en la elección de su máquina de pulverización!

Evaluar el tipo de cultivo

Como ya mencionamos, el tipo de cultivo suele determinar el pulverizador a ser utilizado. Para cultivos anuales, las barras acopladas a un tractor son las más utilizadas. Para cultivos perennes, el atomizador es el ideal.

Tenga en cuenta el área a ser pulverizada

El área a ser pulverizada determinará la capacidad de la máquina a ser adquirida o la cantidad de equipo necesaria. Para los pulverizadores de tipo barra, existen máquinas con capacidad entre 400 y 4500 litros.

Naturalmente, cuanto mayor sea el área, mayor será la capacidad de almacenamiento. Así, usted no tendrá que parar el proceso para reabastecer varias veces y, al mismo tiempo, no va a invertir más de lo necesario para suplir la necesidad de su cultivo.

Para los atomizadores, la capacidad de las máquinas no varía mucho. De esta manera, el área de la plantación determinará la cantidad de pulverizadores necesarios. Por lo tanto, cualquiera que sea la cultura, es necesario dimensionar el cultivo para concluir cuál o cuales son los pulverizadores ideales y cuántos serán necesarios.

Elija proveedores de confianza

La elección de un buen proveedor también es determinante para la calidad del pulverizador. Para estar tranquilo, prefiera a los proveedores que garantizan las piezas de recambio necesarias y que se preocupan por mantener una buena relación en el puesto de ventas.

Busque un proveedor que demuestre interés en ofrecer calidad y convertirse en un socio en la resolución de los problemas de quien actúa en el campo. Por último, con información sobre los modelos disponibles, el tamaño correcto del cultivo y el apoyo a buenos proveedores, el agricultor tiene grandes posibilidades de elegir el pulverizador ideal.

¿Cuáles son las condiciones de mantenimiento que no se puede ignorar?

Después de elegir los pulverizadores correctos y adquirir las máquinas necesarias, el agricultor necesita pensar en las condiciones de mantenimiento de los equipos.

Mantenerlos limpios, calibrados y hacer el cambio de las piezas al día ayudará a prolongar su vida útil y, además, ahorrar insumos y aumentar la eficiencia de la pulverización. ¡Compruebe ahora las condiciones de mantenimiento que usted no puede ignorar!

limpieza

Cualquier residuo de agroquímicos que permanezca en los pulverizadores puede resultar en la contaminación de personas o animales. Además, los restos pueden acabar mezclándose con el nuevo producto a ser pulverizado, perjudicando su desempeño.

Por lo tanto, la limpieza es fundamental tanto para garantizar la salud de los trabajadores y la preservación de la naturaleza como para no perjudicar la eficiencia de los productos. Se debe hacer al final de cada día de trabajo o cuando se produzca un cambio del tipo de producto.

Todo el trabajo con el pulverizador, incluso la limpieza, debe ser hecho con los EPIs (Equipos de Protección Individual) adecuados. Además de agua, también se pueden usar detergentes especiales, desengrasantes y otros productos, siempre siguiendo la recomendación del fabricante.

Las partes, como gatillo, filtros y boquillas, deben ser removidas e inmersas en agua y el proceso de lavado debe repetirse algunas veces para asegurarse de que el equipo está limpio. El tanque de almacenamiento también debe lavarse.

Para todas las partes, no utilice un material más duro que ellas para hacer la limpieza. De lo contrario, usted correrá el riesgo de dañarlos, provocando arañazos y desgaste. Además, utilice siempre agua de buena calidad, evitando la acumulación de partículas, como arena.

Regulación y calibración

Estos dos procesos tienen los objetivos de preparar el pulverizador para alcanzar el rendimiento deseado y verificar si él está, de hecho, haciendo lo que fue programado. De esta manera, regular y calibrar su equipo se asegurará de que utiliza las cantidades correctas de producto y que se aplican en las condiciones planificadas.

Este proceso se puede realizar para comprobar, por ejemplo, si el volumen de pulverización y la presión en las boquillas corresponde a las especificaciones de la máquina o del proceso.

En resumen, la calibración ayuda al productor a verificar la confiabilidad del proceso de pulverización y, por lo tanto, debe formar parte de la rutina en el campo. Se puede hacer siempre que el consumo de productos alcance un 15% más que el obtenido con la calibración anterior.

Cambio de boquillas y piezas

Las piezas deben ser cambiadas en la frecuencia recomendada por el fabricante, evitando que partes defectuosas comprometan otros componentes y el proceso de pulverización.

En ese sentido, las boquillas merecen aún más atención. boquillas desgastadas generan pérdidas debido principalmente a productos finales de generación de residuos. Para evitar esto, deben ser reemplazados cuando el caudal se está desviando, como máximo, el 10% en relación al caudal nominal.

¿Cuáles son los principales parámetros de la pulverización agrícola?

Ahora que ya conoces más sobre los pulverizadores y aprendió cómo elegir y mantenerlos funcionando bien, podemos hablar un poco sobre el proceso de pulverización en sí. Para ejecutarlo, usted necesita conocer algunas variables de él. ¡Vea ahora estos 8 parámetros de pulverización que todo agricultor necesita conocer!

dosificar

La dosis representa la cantidad de ingrediente biológicamente activo que debe ser aplicada por área para obtener el control de la población objetivo. Esta medida podrá expresarse en gramos por hectárea o en litros por hectárea.

Para cada producto, el rango de dosis recomendado se puede leer en el prospecto. El número exacto, a su vez, debe ser calculado por un profesional capacitado para ello, generalmente un ingeniero agrónomo o forestal.

Volumen de aplicación

El volumen de aplicación mide la cantidad de almidón a aplicar por unidad de área. Este parámetro depende de factores como el tipo de blanco, el pico utilizado, las condiciones climáticas, el tipo de planta y el producto.

cobertura

La cobertura se refiere a la cantidad de gotas del producto que se depositan sobre el blanco durante la pulverización. La cobertura deseable está determinada por el tipo de producto, el tamaño de la gota y otros factores.

Además, uno debe también tener en cuenta la arquitectura de la planta, la densidad de hojas, entre otros detalles para determinar la cobertura necesaria para el correcto funcionamiento de los agroquímicos.

Tamaño de gotas

El tamaño de las gotas, generalmente medido en micrómetros (micrones), se refiere al diámetro de la gota pulverizada. Se define en función de factores como modo de acción del producto (sistémico o de contacto), condiciones climáticas y situación del blanco (plantación más o menos cerrada, por ejemplo).

Este parámetro influye en el proceso de pulverización de diversas cambiar, por ejemplo, la penetración del producto. El tamaño de gota deseado generalmente determina el tipo de pico a ser utilizado y también suele ser calculado por los profesionales de agronomía.

presión

La presión dentro del sistema de pulverización se puede utilizar para identificar el caudal y el tamaño de la gota. Se puede leer en el indicador de presión que viene con cada pulverización. Regular la presión en el sistema también es crucial para mantener los demás parámetros y seguir las recomendaciones de los profesionales que hicieron los cálculos.

Viento, temperatura y humedad relativa

El viento es un gran delimitador de la pulverización. Por ejemplo, la pulverización con gotas pequeñas no puede realizarse cuando el viento sea superior a 10 km / h.

Además de ello, la humedad relativa y la temperatura también influyen en la pulverización. Se recomienda que sólo se realice a temperaturas menores a 30 ° C y con una humedad relativa superior al 55%.

Por supuesto, no siempre se pueden alcanzar esas condiciones. En este caso, se puede aumentar el tamaño de la gota para minimizar los efectos del viento, la humedad relativa y la temperatura. En este caso, atente para la disminución de la penetración y para la disminución de la cantidad de gotas distribuidas sobre el blanco.

deriva

La deriva se define técnicamente como el movimiento del producto a través del aire fuera del blanco durante la pulverización. En otras palabras, es la cantidad de agroquímico pulverizado que no llega hasta el blanco.

La deriva es influenciada fuertemente por el viento, por la temperatura y humedad relativa y también por el tamaño de las gotas. Para reducir la deriva , el productor necesita observar estas condiciones y, si es posible, ejecute el aerosol cuando son favorables.

Tipo de boquilla

Las boquillas, también llamadas puntas de pulverización, son uno de los accesorios más importantes del pulverizador. Además, son también una de las variables del proceso de pulverización.

¿Cómo elegir la boquilla de pulverización?

Básicamente, hay las boquillas del tipo de ventilador, tipo cónico, el impacto y otros modelos especiales, tales como boquillas con inducción de aire . Cada uno de ellos genera gotas de diferentes tamaños y proporciona un patrón de propagación del chorro. El rango de presión de trabajo también se define por el tipo de pico.

Es decir, al cambiar el pico es posible variar diversos parámetros del proceso. La boquilla adecuada es determinada por el blanco biológico, posición del área de aplicación (suelo, hoja, etc.), condiciones climáticas, cobertura y volumen deseados.

Por lo tanto, la elección de la boquilla sólo puede hacerse en el momento de la pulverización, la observación de todas estas condiciones. Vale decir que hay muchos modelos en el mercado y probablemente habrá más de un producto correcto para cada situación.

¿Cuáles son los principales cuidados necesarios durante la pulverización?

La pulverización puede traer excelentes resultados para la agricultura, siempre y cuando se aplique correctamente. Los errores en el manejo o durante la pulverización, en la elección del producto, entre otros, pueden afectar negativamente el resultado.

Además, hay que pensar también en términos de salud y seguridad de los trabajadores y del medio ambiente. Compruebe algunos cuidados que usted puede tomar:

  1. adquiera productos y máquinas de calidad;
  2. promover la salud de los trabajadores con el uso de EPI adecuados;
  3. respetar la época de aplicación de cada producto;
  4. utilice agua de buena calidad;
  5. comprobar las condiciones climáticas y adaptar su proceso a ellas;
  6. descarte los residuos conforme a las regulaciones, evitando daños al medio ambiente;
  7. utilice los agroquímicos en cantidades apropiadas, garantizando el control de costos, la eficiencia de la pulverización y reduciendo los impactos al medio ambiente;
  8. invierta en tecnología para medir, calibrar, gestionar y optimizar de manera general los procesos y las máquinas involucradas;
  9. haga el mantenimiento y la limpieza con la frecuencia y los métodos correctos;
  10. trabajar con proveedores que tienen amplio conocimiento en el asunto, haciendo de ellos a sus socios.

Tomando esos cuidados, su producción tiene todo para mantenerse al alza, ayudada por los beneficios de la pulverización.

¿Cuál es el futuro de la pulverización en la labranza?

La pulverización, así como otros procesos de la agricultura, está evolucionando y acompaña varias tendencias tecnológicas. Crece el uso de automatización, GPS, control remoto de procesos y, al mismo tiempo, la preocupación con el medio ambiente. ¿Quieres saber lo que viene por ahí? Entonces, echar un vistazo al futuro de la pulverización en la labranza en los siguientes tópicos:

Máquinas automotrices

Las máquinas de pulverización automotrices son una de las principales tendencias de esta área. Con chasis y motor propio, tienen gran capacidad de almacenamiento y permiten que un gran volumen de caldera sea pulverizado sin necesidad de parar la máquina.

Además de garantizar más agilidad al proceso, esas máquinas están con performances cada vez mejores y con cada vez más tecnología. Entre las innovaciones, están, por ejemplo, barras de control hidráulico y dispositivo GPS para mapear y rastrear el proceso.

Smartphones y aplicaciones

Con la llegada de los smartphones y de internet a las más diversas regiones del país, el uso de ellos también crece en el campo. Ya existen aplicaciones diseñadas especialmente para los intereses de los agricultores y que pueden ayudar en momentos diversos.

Este es el caso, por ejemplo, el Selector inteligente . Se ha diseñado para ayudar en la elección de las boquillas de pulverización. Basta que el productor introduzca alguna información sobre el trabajo a realizar y la aplicación sugiere las mejores opciones. Como resultado, el productor está seguro de estar utilizando la punta adecuada y más eficiente.

Agricultura de precisión

La agricultura de precisión es una práctica que pretende utilizar la recolección de datos y la gestión de informaciones para optimizar el uso de los insumos, agroquímicos, fertilizantes, nutrientes, etc.

En la producción tradicional, todos estos productos se distribuyen uniformemente a lo largo del terreno, a menudo con base en estudios generales del suelo, del clima y otros factores.

En la agricultura de precisión, se utilizan sistemas de recolección de datos, GPS, sensores y otras tecnologías, para promover una distribución variable de insumos. Con ella, sólo las áreas que realmente demandan van a recibir un determinado producto. Esta práctica también puede ser usada de la pulverización y puede llevar a una economía considerable.

Sostenibilidad

La aplicación de este concepto está siendo cada vez más demandada por los organismos fiscalizadores, los consumidores, los propios productores y la sociedad en general. La producción respetando el medio ambiente es una tendencia que debe ser más fuerte en los próximos años.

En cuanto a la pulverización, crece la preocupación con la cantidad de producto utilizado, así como en relación a su destino. La idea es impedir la contaminación de agua y suelo por agroquímicos y utilizar sólo las cantidades necesarias, garantizando una producción sostenible y responsable.

Como hemos visto, la pulverización se utiliza en prácticamente todas las etapas de la producción, desde la preparación del suelo y de las semillas hasta la nutrición de las hojas de las plantas adultas. No sólo productos químicos, sino también productos biológicos y nutrientes se suministran a la plantación a través de este proceso.

Los pulverizadores, cuando bien empleados, son capaces de optimizar la productividad y garantizar que el agricultor tenga control sobre todo lo que está siendo utilizado en su cultivo. En cambio, un proceso mal controlado puede generar desperdicio y gastos innecesarios.

FUENTE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here