Broca del Café: Consejos de Prevención y Control

0
445
ACOMPAÑA CRÓNICA: GUATEMALA CAFÉ. GU7005. CIUDAD DE GUATEMALA (GUATEMALA), 31/07/2014.- Un caficultor muestra una mata de café resistente a la roya el 31 de julio de 2014, en la aldea El Tesoro, del municipio Camotán (Guatemala). En una finca llamada "Majadas del Tesoro", 238 kilómetros al este de Guatemala, un grupo de cafetaleros le ha dado una nueva esperanza al sector en el país con el descubrimiento de una variante de la planta de café resistente a la roya, un hongo muy destructivo. EFE/Esteban Biba

La Broca del Café es originaria de África. Nadie sabe cómo llego a América, pues puede viajar de diversas formas: en sacos contaminados, semillas, granos y hasta en la tierra que se pega a las botas de un trabajador en una plantación infectada. Es una plaga extremadamente destructora que no solo ataca en las plantaciones, sino que también en los beneficios y bodegas. Es de vital importancia para el productor cafetalero implementar un programa de manejo integral de la broca del café inmediatamente que se detecte su presencia, pues se extiende y multiplica a una velocidad impresionante causando enormes pérdidas en los cultivos y en el grano cosechado que podrían llevar al caficultor a la quiebra en poco tiempo.

El uso de plaguicidas y controles químicos no es realmente efectivo, pues la hembra de la broca se encuentra dentro de los granos de café y, a menos que los granos estén verdes, es muy difícil que los productos la alcancen efectivamente para erradicarla dentro de los granos. Durante el tiempo en que la plantación no se encuentra produciendo café, la broca se esconde y sobrevive en los desechos alrededor de las plantas y en los granos que han caído al suelo, esperando el momento indicado para volar a los frutos nuevos y contaminarlos.

La prevención es la manera más fácil y barata de controlar los brotes de broca del café. La vigilancia constante y los programas de control e higiene, no solo de una plantación sino de todas las plantaciones en el área afectada, harán posible la disminución y posible erradicación de la plaga.

Descripción y Desarrollo

El Hipothenemus hampei es un coleóptero curculionido que habita en los cafetos en producción. Prefiere los lugares sombreados y húmedos a las áreas altas y ventiladas. Sus larvas son vermiformes, con cuerpos blancos y cabeza café. La hembra es capaz de volar y trasladarse de una planta a otra e inclusive de mudarse a otra plantación cercana lo que hace necesario un control de la broca regional y no localizado.

Más o menos cuarenta y cinco días después de la floración salen de sus escondites en la maleza y los frutos caídos para buscar granos de café nuevos para poner sus huevos. La hembra perfora la corola del grano nuevo e, inclusive, lo puede hacer en otras áreas si este está seco, y escarba túneles dentro del grano para poner entre 35 y 50 huevos. De estos huevos emergerán 13 hembras por cada macho nacido, sumando esto al hecho de que también se reproducen por partenogénesis, podemos ver que su multiplicación descontrolada causará daños descomunales no solo en la plantación, sino también en el grano cosechado o por ser cosechado.

Las hembras de la broca del café viven entre 35 y 190 días, mientras los machos viven 40 días. Esta cantidad impresionante de hembras se dedica exclusivamente a poner huevos durante las 32 semanas que dura la cosecha del café. Estas pueden quedarse en la misma planta a poner sus huevos o trasladarse a las plantas vecinas, y hasta ser llevadas por el viento a otras plantaciones en el área donde continúan poniendo huevos en una escala masiva, si no se aplican las medidas preventivas y de control en el momento en que se detecta su presencia en la plantación o en el área circundante.

Una vez que la cosecha termina y el clima cambia, las hembras de la broca del café descienden al suelo y continúan multiplicándose dentro de los frutos caídos hasta que finalmente mueren dejando atrás una inmensa cantidad de crías, especialmente hembras que continuaran con la infestación y destrucción de los granos en el campo, bodegas, beneficios e inclusive en el camino a su destino final si el café beneficiado no es clasificado con delicadeza y extrema atención. De esta clasificación y separación final depende que la broca no sea llevada a las bodegas donde invadirá costales y frutos de otras fincas causando más daños financieros de los que ya causo en la finca donde nació.

Manejo Integrado de la Broca del Café

El manejo integrado de la broca del café se hace todo el año y no de vez en cuando. Para el control eficaz de la broca del café es necesario aplicar todos los métodos de control que le presentamos a continuación; uno solo no es suficiente, y el uso combinado de todos no solo servirá para controlar la broca del café sino que aumentará la calidad y cantidad de frutos recolectados cada año.

Para prevenir y controlar la plaga de broca del café, cada estadio del manejo integrado debe realizarse en el momento adecuado durante el ciclo anual de la planta y de la broca. Por esta razón es importante llevar un registro anual de la época de floración de cada lote de café pues cuando los cafetos florean, su aroma atrae a la broca que sale de sus escondites a comenzar el proceso de reproducción. El tiempo desde que los cafetos empiezan a florear hasta que el fruto adquiere la consistencia suficiente para que sea penetrado por la broca es entre 90 y 120 días dependiendo de la altura en que se encuentre la plantación, a mayor altura, más tiempo.

Control Mecánico o Manual

  • Recolección de todos los frutos que quedaron en los cafetos después de la cosecha.
  • Recolección de todos los frutos que cayeron al suelo durante la cosecha.
  • En plantaciones grandes se debe considerar el uso de mallas plásticas bajo los cafetos para que los granos no caigan al suelo y sean más fáciles de recolectar.
  • Los granos que no estén muy dañados pueden hervirse por unos diez minutos para matar los insectos dentro de ellos y después procesarse para venta, los que estén totalmente dañados deben enterrarse en hoyos con cal viva para que mueran las larvas e insectos.

Control Cultural

Es importante recordar que las plantas débiles atraen y son más vulnerables a las plagas, incluyendo la broca del café. Es por esto que las prácticas culturales deben realizarse a tiempo, todo el tiempo.

Fertilización

La fertilización programada no solo produce plantas fuertes y saludables, sino que también hace que los cafetos nos den frutos de mejor calidad y en mayor cantidad. Con relación al control de la broca del café, la fertilización también regula y estabiliza los tiempos de floración que son tan importantes para su control y eliminación.

Una medida que ha tenido mucho éxito y que vale la pena adoptar es la incorporación al suelo después de la cosecha y limpieza de Urea al 10%, pues esta acelera la descomposición de los granos que quedaron en el suelo además de favorecer el crecimiento de brotes nuevos.

Regulación de Sombra

La multiplicación de la broca se incrementa notablemente en plantaciones donde la humedad, la sombra, y el calor causado por los dos factores anteriores son excesivos y permanentes. La eliminación cada año de árboles de sombra viejos o enfermos es una manera de mantener el flujo de aire y la entrada de luz constante a los cafetos.

Para tener un crecimiento adecuado y producir granos grandes y saludables, el cafeto necesita luz y aire que lleguen al suelo manteniéndolo seco y al mismo tiempo dándole un cierto grado de cobertura. La sombra excesiva debe retirarse después de la cosecha y antes de hacer la limpieza correspondiente, teniendo mucho cuidado de no dañar los cafetos, las ramas deben removerse usando cuerdas para bajarlas al suelo y los arboles deben ser cortados por partes hasta los niveles donde permitan que la luz solar llegue a los cafetos.

Poda de los Cafetos

Esta es una práctica muy importante que debe realizarse al terminar la cosecha también. En plantaciones bien organizadas se hacen las dos podas: de sombra y cafetos, una después de la otra. La de sombra es primero y después los cafetos, para posteriormente hacer una limpieza completa de todos los desperdicios creados. Una vez completa la poda de la sombra se comienza con los cafetos de arriba hacia abajo, asegurándose que la copa de los cafetos quede al alcance de los cortadores para que en la próxima cosecha no queden granos que el cortador no pueda alcanzar en las partes altas de la planta, donde se pueda alojar la broca.

El propósito de la poda es de abrir la planta para que penetre el aire y la luz a la parte baja de la planta, deben eliminarse las ramas viejas, enfermas, entrecruzadas y los vástagos que no producirán granos. Al podar los cafetos y la sombra se crea un ambiente hostil para la reproducción de la broca además de que estas prácticas aumentan la capacidad de producción de la planta, fortalece las ramas y tallos principales, permite mejor y mayor acceso a las ramas productoras de granos y ayuda a cambiar el ambiente en el suelo para que no sea favorable a la reproducción de la broca.

Control de Malezas

El control de malezas en la plantación debe realizarse por lo menos dos veces al año: antes y después de la cosecha; de ser posible, debería hacerse tres o cuatro veces. Esta práctica aumentará los costos de mantenimiento pero estos serán compensados con el incremento de la producción de granos de mejor calidad. Al eliminarse las malezas de los caminos y alrededores de las plantas, se reducirá la competencia por nutrientes y agua entre esta y los cafetos y además permitirá que los granos caídos se sequen rápidamente evitando que sean ocupados por la broca.

El mulching es una excelente técnica para el control de las malezas en los cultivos, además de otros beneficios que trae consigo.

Variedades de Café

Es imperativo que los lotes de café sembrados contengan la misma variedad de café y no haya plantas diferentes. Esto prolongaría la época de cosecha dándole más tiempo a la broca de reproducirse y continuar dañando los granos en las plantas no cosechadas o en proceso de maduración.

Distancia de Siembra

Procura sembrar los cafetos a la distancia recomendada siempre (2 m entre hileras y 1.25 m entre plantas). La sobrepoblación de plantas crea en la tierra el ambiente perfecto para que la broca se desarrolle y multiplique bajo los cafetos. Una plantación sembrada a la distancia correcta y manejada según los criterios de cultivo establecidos producirá la misma cantidad de café, pero de mejor calidad que una plantación sobre poblada. La sobre población aumenta la sombra, la humedad y el calor en el suelo atrayendo a la broca y dándole el ambiente que ella necesita para multiplicarse y crecer.

Uso de Trampas

Es importante la distribución estratégica de trampas en toda la plantación y su constante monitoreo. Es por medio de ellas que se detectara la presencia temprana de la broca en la plantación. Las trampas pueden ser artesanales o comerciales, aunque las artesanales son más baratas, estas duran menos y no son tan efectivas como las comerciales. Una vez que se han encontrada insectos dentro de las trampas es tiempo de comenzar el combate masivo para evitar su multiplicación.

Para el combate de la plaga se colocan doce trampas hechas con botes plásticos de refresco por cuerda de plantación entre cuatro y cinco pies de altura que es la zona de vuelo de las hembras. Dentro de la trampa se coloca una mezcla de cinco galones de agua, cincuenta gotas de jabón líquido inodoro, y 800cc de cloro comercial al 5%. Se colocan ocho onzas de esta mezcla por trampa y se cambia semanalmente. Aunque las trampas artesanales son fáciles y baratas de hacer, si es posible comprar trampas comerciales es preferible hacerlo por las siguientes razones:

  • – Se usan menos trampas comerciales que artesanales por cuerda de plantación
  • – Traen incluidos dos difusores para atraer insectos a ellas
  • – Capturan más brocas que las artesanales en menos tiempo
  • – Tienen una duración de entre cuatro y cinco años contra dos a tres de las artesanales.

Para el control biológico se usan los enemigos naturales de la broca, estos son depredadores que se comen las hembras y las larvas también. Para el control biológicode la broca del café se usan insectos, hongos y plantas como el Neem. Este es probablemente la mejor manera de control una plaga en crecimiento especialmente si el grano ya tiene consistencia y no se pueden realizar controles culturales en la plantación.

Parasitoides

El mayor enemigo de la broca es un insecto pequeñito, más o menos del mismo tamaño que la broca que penetra en los túneles que esta hace en los frutos y se la come a ella y a sus larvas también. La Cephalonomia stephanoderis o «avispita» penetra los frutos y pone sus huevos en los mismos conductos hechos por la broca y cuando sus larvas nacen, estas se alimentan de las larvas que van naciendo de la broca. Es un control muy efectivo y hay fincas en diferentes lugares de América que reportan un 40% de exterminación de la broca usando avispitas. Otros insectos que sirven para el control de broca son: Propos nasuta, Heterospilus coffeicola, y Phymasticus coffea.

Hongos

Beauveria bassiana es el hongo más efectivo y más usado en América para el control de broca. El hongo se desarrolla en el insecto matándolo en poco tiempo, se aplica por aspersión y es efectivo mientras la hembra vuela o está dentro del fruto a poca profundidad, requiere condiciones ambientales específicas que coinciden con las existentes cuando la broca empieza a volar. Este se aplica por aspersión temprano por la mañana o tarde en la tarde pues la luz le hace perder efectividad, debe ser preparado y mezclado con agua limpia, sin cloro, en la sombra mezclado con algún tipo de adherente natural, de ser posible.

Se debe aplicar en una bomba nueva que no haya sido usada para aplicar insecticidas o funguicidas. Se aplica en toda la plantación durante el tiempo en que el fruto está creciendo y ganado consistencia que es el momento en que la broca está saliendo de la tierra y volando en busca de frutos que perforar. Sobre el insecto infectado con el hongo se puede ver un polvillo o micelio blanco que nos dice que este se encuentra infectado y morirá pronto.

Conclusiones

La presencia de broca en una plantación de café de cualquier tamaño es extremadamente peligrosa para todas las plantaciones en el área. La broca es capaz de volar por distancias relativamente largas usando el viento o la brisa. La infestación descontrolada de broca del café en una plantación puede llegar a destruir completamente las posibilidades de cosechar café en esa área por un largo tiempo. Su capacidad de reproducción y multiplicación es enorme y si no se aplican medidas de control continúa durante la época en que las plantas no tienen café o flores.

Es muy difícil eliminar esta plaga completamente pero es posible vivir con ella y lograr rendimientos excelentes en su cafetal si aplica y mantiene las prácticas de control de broca del café arriba mencionadas. No una o dos de ellas, es necesario aplicarlas todas para mantener a la broca bajo control.

El mantenimiento constante y la programación permanente de las prácticas mencionadas arriba pueden parecer un gasto innecesario que reducirá los ingresos producidos por la cosecha del café. Esto no es cierto, la aplicación permanente de estas técnicas de cultivo no solo servirán para controlar la broca sino que también para aumentar la cantidad y la calidad del café producido en su plantación. Esto significa mayores ingresos por el aumento de la cantidad y la calidad del grano producido.

FUENTE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here